lunes, 28 de junio de 2010

Ser delgada más que una moda


En una sociedad como la nuestra ser cada vez más delgadas es sinónimo de aceptación para muchas jóvenes. La Anorexia y bulimia (entre muchos otros trastornos alimenticios), han cobrado la vida de cientos de adolescentes en el mundo. Pero, ¿cuáles son las verdaderas causas?



“Nadie dijo que ser una princesa fuera fácil” ésta es la frase de bienvenida en uno de los blogs Pro-ana y Pro-mía, un espacio en donde las personas con este tipo de trastornos están en contacto, se dan tips para bajar aún más de peso o en su defecto para que no las descubran. Lo más preocupante de esta situación es que es uno de los sitios web más visitado, aquí las jóvenes cuentan sus historias y se sienten respaldadas. En este espacio es fácil encontrar frases como: “Las páginas Pro-ana y Pro-mía, así como los grupos, no son Pro-enfermedad, ni Pro-muerte, simplemente son Pro-perfección. Queremos sentirnos orgullosas de representar la perfección y lo lograremos” ó también “¡No romperás el ayuno!, ni esa dieta de la semana. Si lo haces tendrás que reponer más horas de ejercicio como castigo. Serás flaca porque puedo, porque quiero, porque si puedo lograr esto puedo lograr cualquier cosa. Porque toda la gente que me vea se morirán de envidia al verme”.


Aunque parezca aterrador, estas frases no son nada comparado con el océano de posibilidades que se pueden encontrar en estos sitios como: diccionarios, manuales, trucos, chats, fotografías de mujeres induciendo al vómito o en su defecto de celebridades que han sufrido o sufren de anorexia y las catalogan como modelos a seguir, también muestran la fotografía de una mujer muy flaca y una exageradamente gorda, con una frase que dice “tú eliges”, en otra muestran a dos mujeres obesas y señalan: “ mírame si tienes hambre”. Este tipo de situaciones me hace pensar que estamos frente a un problema realmente grave, si lo vemos por encima es fácil criticarlas pero si analizamos más a fondo la situación, ésta enfermedad es solo el producto de nuestra sociedad..

Pero para entrar en materia es necesario adentrarnos al significado de ‘Ana’ y ‘Mía’, la primera considerada como anorexia, es un desorden alimenticio y psicólogico a la vez. La persona entra a un régimen a tal punto de obsesionarse con la idea de perder peso. Las características de este trastorno son: la distorsión de la imagen corporal, insomnio e hiperactividad, extrema rigidez en su rutina de ejercicios, perdida del período menstrual, estrictas reglas de alimentación como tomar líquidos o no comer sin haber hecho ejercicio antes. Por otro lado la Bulimia, es una adicción placentera y autodestructiva, esta enfermedad se caracteriza por utilizar métodos para la pérdida de peso como el vómito inducido, el abuso de laxantes o diuréticos y la exageración de ejercicios. La bulimia es considerada una enfermedad invisible ya que puede pasar mucho tiempo sin que el entorno del enfermo lo perciba.


Aunque no es una enfermedad nueva, la gente desconoce los riegos de padecerla. Es más ni siquiera son concientes de la magnitud del problema. Las jovencitas con este tipo de trastornos son consideradas “huecas”, “mal criadas”, “superficiales”, “inconcientes” y muchos adjetivos más que no las dejan muy bien paradas. ¿Pero alguien se ha puesto a pensar que piensan ellas?, ¿son tan culpables como las personas dicen? , ¿Acaso su idea loca de conseguir la “perfección” es porque sí y no tiene ningún trasfondo?

Pues bien, vivimos en una sociedad donde los medios nos han metido en la cabeza que ser delgados es sinónimo de éxito y felicidad. Las revistas y la publicidad en general nos muestran modelos anoréxicos como paradigma de deseo sexual, los diseñadores por su parte nos muestran sus tendencias para personas casi esqueléticas que muy seguramente las mujeres reales no podrían llevarla con éxito. Estamos sumergidos en una sociedad de consumo cada vez más exigente en donde ser bello es casi casi una ley, en donde se le ha dado más importancia a lo que se ve y no a la esencia como tal, en donde todo lo que se respira va ligado al entretenimiento y este como tal va inmerso en las modas, las dietas, el ejercicio, la belleza, en fin.


Una enfermedad como la anorexia y/o bulimia no es más que el resultado de una cultura de la perfección que vivimos hoy, lo más alarmante es que en Colombia “Ana” y “Mía” han cobrado cientos de vidas. Se calcula que dos de cada cien adolescentes la padecen en nuestro país y ¿cómo no? Si estamos en el país donde se celebran más de 4.000 reinados al año, en donde las mamás hablan de dietas con las amigas, en donde practicarse una cirugía estética no es considerado algo del otro mundo aunque se ponga la vida en riesgo.

Pienso que antes de criticarlas debemos ayudarlas. Ana belén una joven que superó la anorexia dice: “En el colegio decían que era drogadicta o que estaba loca, claro porque estamos muy mal informados de esta enfermedad, lastimosamente mi única error fue enfermarme, caer en una enfermedad en la que muchas jovencitas caen y hombres también aunque creamos que no”, hoy ella está dada de alta más no recuperada, porque esta es una enfermedad como alcoholismo, tienes que estar conciente toda la vida que la tuviste para que no vuelva.


Pese a toda esta gran problemática social y a la falta de información, existen fundaciones que trabajan por prevenir y dar tratamiento gratuito. Pero pienso que el mayor trabajo está en casa, los padres tienen mucho que ver, es importante fortalecer los valores y entender que antes de preparar el cuerpo es importante preparar el alma y el espíritu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario